Carles Puigdemont ha dicho en una entrevista en RAC1: “Estoy siguiendo el juicio al procés, todo lo que puedo. Se confirma la fabricación de una causa que no existe, una fabulación que va quedando desnuda cada momento que pasa. Los “Mossos” tenían el deber de analizar los riesgos. Es parte de su trabajo. Nuestra posibilidad era evitar un boicot a una jornada festiva. Estábamos convencidos de que el comportamiento de la ciudadanía sería ejemplar. A mí no me han permitido estar en el juicio porque no me han dejado ser testimonio, como me ofrecí a ser. Dijimos que si los Mossos se encontraban con una resistencia violenta deberían actuar en consecuencia, pero sabíamos que no se la encontrarían (…). El surrealismo de la situación: se le permite a un mentiroso como Millo testimoniar sobre lo que pude decir yo y a mí no se me permite testificar”.

El Tribunal Supremo ha reconocido a Santiago Vidal, ex magistrado, ex senador de Esquerra, su derecho a volver a ejercer como juez, tras haber sido suspendido durante tres años por redactar una constitución para una hipotética república catalana independiente.

:::::::::::::::::::::::::::

Decimoquinta jornada del juicio del procés, con las declaraciones como testigos de empleados de empresas de paquetería e imprenta, cuyos servicios fueron supuestamente contratados por la Generalitat para la preparación del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El Ministerio Público procura demostrar la existencia de un delito de malversación. Ha declarado Enric Vidal, diseñador gráfico, socio de Òmnium Cultural y cargo de Esquerra Republicana en Badalona. Después, Enrique Mary, comercial de Artyplan, una de las empresas que recibió el encargo de imprimir carteles del referéndum ilegal del 1-O.

La declaración de este último testigo contradice completamente lo explicado por el testigo anterior. Éste ha explicado que ignoraba quién estaba detrás del encargo de los carteles (la Generalitat) y que no sabía si tenía que ver con el referéndum. Según este nuevo testigo, el propio Vidal le dijo que dividían los trabajos entre tres empresas para minimizar riesgos por si intervenía la Guardia Civil

Parte del interrogatorio del fiscal se ha centrado en determinar la relación de los testigos con una persona desconocida por la Sala, a la que se han referido como “Toni” y que la Fiscalía sospecha que es Antoni Molons, responsable de Difusión de la Generalitat.